Dispuestos a Ir a Huelga por “Pago de Nueva York,” Trabajadores de Hoteles en Chicago Ganan Mejoranzas de Salarios y Benefic

in English

"Tres días después del plazo para salir en huelga los miembros del Local 1 de HERE, listos para un paro laboral, ganaron un contrato nuevo con los hoteles de Chicago. El nuevo contrato no solamente representa aumentos en sueldos y beneficios (los cuales eran inferiores a los de otros trabajadores de hoteles en otras ciudades) pero tambien simboliza la recuperación de una unión sufriendo bajo años de corrupción.

Lo que falta ver es si los locales aumentaran el nivel de democracia para que los miembros puedan seguir luchando por mejores sueldos y seguridad de trabajo.

En 1995, el gobierno federal empezó a supervisar el Local 1 de los Trabajadores de Hoteles y Restaurantes (HERE). Después de seis años, la supervisión gubernamental resulto en la expulsión de 17 lideres corruptos del local en 2001. El presidente Thomas Hanley y su papa, ex-Presidente internacional Edward T. Hanley, fueron expulsados de la unión.

A la vez, el liderazgo internacional de HERE había retomado supervision del local a finales de 1999. En una carta mandada a los miembros, la internacional culpo a los lideres del sindicato por la mal gestión financiera, incluyendo a Hanley. Entre los problemas mencionados estaba la pobre justificación por dinero gastado y el fallo de mantener archivos de cuotas y reportes financieros.

EL FIDEICOMISARIO SE CONVIERTE EN PRESIDENTE

Con la expulsión de los oficiales viejos, la unión necesitaba lideres nuevos. Entre los que querían dirigir el Local 1 estaba una planilla en contra de la supervisión, y el fideicomisario Henry Tamarin, el administrador impuesto por la internacional, quien termino ganando la presidencia en 2001. Durante el año que siguió, la unión contrato organizadores de todas partes del país.

Katherine Bissell es la directora del Comité Interfe de Temas Laborales de Chicago. El comité ayudo en orientar a los nuevos organizadores. “Muchos llegaron desde Nevada,” dijo Bissell. “Algunos eran miembros pero muchos organizadores frecuentemente son mandados por todas partes del país para trabajar en campañas distintas.”

Hicimos una orientación para los organizadores nuevos de HERE en Febrero,” menciono Bissell “y estuvimos involucrados en los estados de planificación [de la campaña por un contrato].”

En Agosto de este año, el Local 1, representando 5,800 trabajadores de hoteles, se unió con el local 450 y sus 1,200 miembros en negociaciones contra 31 hoteles de la parte central de Chicago. Entre los temas centrales estaba la cuestión de los salarios bajos negociados por los lideres anteriores del sindicato. En Chicago, el segundo mercado mas grande de hoteles en los Estados Unidos, el salario de los trabajadores no se comparaba con el de los miembros de HERE en Nueva York o en Los Angeles.

Help Put the Movement Back in the Labor Movement

Become a Labor Notes Monthly Sustaining Donor

Monthly donors receive a free "Fight the Boss, Build the Union" T-shirt and a subscription to our magazine. Donate Now. »

Los lavadores de trastes ganaban $8.58 la hora en comparación a $10.55 en Los Angeles y $17.74 en Nueva York. Los aseadores de cuartos en Chicago ganaban $8.83 en comparación a $10.32/$18.15 en Los Angeles/Nueva York. Ahora HERE estaba resuelto a aumentar los salarios en doble. Los miembros se ponían botones que decían “ I ? NY Pay” (Yo Amo el Salario en Nueva York.)

Ademas, los trabajadores en Chicago pagaban $85 al mes por beneficios de salud mientras los trabajadores en Nueva York no pagaban nada.

“Desde 1997 hasta 2001, los hoteles hicieron mas dinero que nunca en su historia,” Tamarin le dijo a periodistas. “Ellos se quedaron con ese dinero. Ha llegado el tiempo para compartir.”

EL VOTO DE HUELGA

Aparentemente los miembros compartieron esos sentimientos. Para el 12 de Agosto, los miembros votaron 3,952-67 para salir en huelga. El plazo de huelga se hizo para el 31 de Agosto.

Mientras seguían las negociaciones para el contrato, tambien seguían las preparaciones para la huelga. El Comité Interfe organizo una cocina de huelga por medio de la campaña de “Hungry for Justice” (Hambre por Justicia), pidiendo donaciones de comida por parte de iglesias y grupos comunitarios para los trabajadores en huelga. El Local 705 de los Teamsters dono espacio para mantener la comida.

Mientras tanto, trabajadores de hoteles llegaron para mostrar su solidaridad. Durante la hora principal de circulación el Viernes, 23 de Agosto, los trabajadores mostraron banderas y pancartas y caminaron el “Magnificent Mile” (Milla Magnifica), la sección famosa en Chicago de hoteles y tiendas lujosas. Los dueños de muchas de las tiendas como Niketown son famosos por la explotación de trabajadores en talleres de sudor en Asia y Latino America, los países de origen para muchos trabajadores de hoteles. El Chicago Tribune describió la marcha como “masiva.”

Para el 31 de Agosto, apenas horas antes del plazo para salir en huelga, el Gobernador de Illinois, Jim Ryan, le pidió a los dos lados que siguieran con negociaciones porque una huelga podría dañar la economía del estado. Los organizadores tuvieron miedo que esto tuviera el mal efecto de poner el publico en contra de la huelga de los trabajadores.

“Cuando oí que se involucro el gobernador, no estaba segura si esto era algo bueno o malo,” dijo Bissell.

Pero puede que sea que la interferencia funciono al favor de los trabajadores porque Ryan hablo acerca de las perdidas económicas para los hoteles. Una huelga hubiera aumentado las perdidas que los hoteles sufrieron desde el 11 de Septiembre del año pasado. Los hoteles usaron los atentados terroristas como una excusa para rechazar aumentos de pago y de beneficios de salud para los trabajadores. Finalmente, la perdida de dinero del año pasado para la industria de hoteles pudo haber hecho que los hoteles fueran vulnerables a una amenaza de huelga. Tambien estaba la cuestión del International Manufacturing Technology Show, la convencion internacional de tecnologia de manufactura que atrae 120,000 visitantes, llenando muchos de los hoteles en la parte central de la ciudad.

El 3 de Septiembre, un comité de 67 miembros de negociaciones voto a favor de aceptar la oferta de los hoteles y a los dos días los miembros del sindicato lo aceptaron 892-153. Los aseadores de cuartos ganaran $10 la hora, subiendo a $12.10 para el termino de contrato en cuatro años. Los lavadores de trastes ganaran $9.75, y el costo de beneficios de salud bajara a $30 al mes para el termino del contrato.