Con Pocos Votantes- Trabajadores de la Limpieza de Boston Deciden por No Formar Un Nuevo Local

El 14 de diciembre, trabajadores de la limpieza de edificios en la región de Boston de SEIU Local 254, votaron por rechazar una propuesta de formar un nuevo local, así sorprendiendo a los administradores del local que habían avanzado el plan. Menos de 400 trabajadores de los 12,000 votaron; la baja concurrencia permitió que un pequeño grupo de miembros conservadores pudieron manejar el voto, 203-159.

Esculpir un nuevo local de 254 ha sido una meta prioritaria de los administradores desde que el Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU por sus siglas en inglés) destituyó notoriamente al corrupto Presidente Eddie Sullivan en la primavera de 2001. Históricamente, el local ha representado tanto los trabajadores de servicio, incluyendo los trabajadores de limpieza, y los trabajadores del sector publico. Pero como parte de la estrategia nacional de SEIU de reconfigurar los locales de acuerdo a sus industrias, los administradores esperaban separar a los trabajadores de limpieza de edificios en un nuevo Local 615.

Con tan pocos votando, el voto quizás habla mas de la falta de compromiso de los miembros con su unión que su opinión sobre el desmantelamiento del local. La gran mayoría de los miembros se mantuvieron en casa, incluyendo a los más de 1,000 trabajadores que habían emplazado a huelga por tres semanas en octubre, en una lucha contractual que produjo amplio apoyo en la comunidad.

PEQUEÑO CONFRONTACIÓN

El voto resultó en una confrontación entre dos pequeños grupos. Los que votaban por el nuevo local eran predominantemente trabajadores Latinos, quienes participaron activamente en la huelga y quienes siguen apoyando a los administradores desde que se llegó al acuerdo. Los organizadores del staff dicen que estos trabajadores han tenido poco éxito en movilizar a sus compañeros del trabajo desde la huelga.

El otro lado es, en gran parte, miembros blancos que siguen siendo fieles a Sullivan. La mayoría son trabajadores altamente calificados de servicio de edificios, empleados en las universidades. Durante el voto, estos trabajadores echaron insultos raciales a los trabajadores Latinos de limpieza y al staff del sindicato, y argumentaron que la Administradora Suplente, Rocio Saenz, no debería dirigir al local porque el inglés no es su primera lengua.

El trabajador más vocal entre estos trabajadores es Mark Ferguson, un plomero que tiene la intención de oponerse a Saenz para la presidencia del local. Ferguson ha fallado tres veces en su intento de ser un representante estatal con una plataforma que opone a los impuestos sobre ingresos, al derecho de la mujer de escoger, a la aseguranza médica universal, a los sindicatos de los maestros y a la educación bilingüe.

De acuerdo a Carmen Vázquez, una organizadora del staff durante la era de Sullivan, ella y varios otros de los 254 que fueron despedidos del staff, están apoyando al grupo de Ferguson; por lo menos dos de los previos organizadores del staff actualmente trabajan como supervisores para los contractores de limpieza UNICCO y Acme Pioneer. “Juntos,” dice Vázquez, "estamos llamando por elecciones dentro del local."

Local 254 ha estado bajo el control de la administración internacional, sin ninguna elección, por más del límite legal de 18 meses. La llamada por la democracia ha creado alianzas extrañas: un pequeño piquete el 14 de enero demandando elecciones no solo atrajo al grupo de Ferguson y Vázquez, sino también a unos pocos trabajadores Latinos de la limpieza quienes están frustrados con el cargo de administrador. Dijo Edgar Barrios, “En este momento, parece que el Sindicato Internacional se preocupa mas con prevenir que los trabajadores de limpieza ganan poder dentro de su propio sindicato que se preocupa con luchar en contra de las empresas.”

Se espera que los administradores convoquen un nuevo voto por separar al local en marzo.

Amy Offner, anterior organizadora por SEIU, es actualmente co-editora en la revista Dollars & Sense en Boston.