Esclavitud Agrícola en Florida

La esclavitud no ha muerto. Existe en la industria de fruta cítrica en la Florida. La convicción criminal de tres empleadores por mantenimiento de servidumbre involuntaria ha sido una gran victoria para la Coalición de Trabajadores Immokalee (CIW). Otras acusaciones contra Ramiro, Juan y José Ramos incluyen interferencia con comercio entre estados, y el uso de armas durante un crimen.

Estos empleadores operaban cosechas extensivas, empleando entre 600 y 700 trabajadores solamente en fruta cítrica. La Coalición de Trabajadores Immokalee, una organización operada por trabajadores de Florida con mas de 2,000 miembros descubrieron y investigaron la operación de esclavitud.

VIAJE COSTOSO

Los acusados reclutaban trabajadores en Arizona y los transportaban a la área central de Florida. El viaje era muy costoso.

De acuerdo a los trabajadores, lo empleadores los detenían en deuda en campos laborales en Lake Place, Florida. Les decían que les debían $1,000 cada uno por el costo de transportarlos. La familia Ramos le deducía dinero a los trabajadores por la deuda, comida, renta en el campo de labor, y hasta por equipo de trabajo.

Laura Germino, un representante de CIW, dice que “aunque los trabajadores decidieran pagar el precio dudoso por el viaje, deben de poder pagarlo des de donde quieran y de donde sea que deciden trabajar.” Muchas veces los trabajadores terminaban con un pinché $70 por trabajar una semana. No tenían récordes o control sobre los pagos o crédito.

CONTROL

La deudo por transportación era un mecanismo inicial para detener los trabajadores involuntariamente. En este caso y otros casos históricos de esclavitud en Florida, los empleadores usaron amenazas, coacción psicológicas, e informados con armas y teléfonos celulares que vigilaban los trabajadores por si trataban de escapar. Tan bien se aseguraban de cortarle el contacto al mundo de a fuera.

“Básicamente, los empleadores trataban de controlar cada aspecto de la vida de los trabajadores,” continua Germino. En los casos mas recientes, los empleadores controlaban las viviendas inferiores en que vivían los trabajadores y el sitio de compras era apropiado por familiares de los Ramoses. Tan bien se usaba fuerza física.

En Mayo del año 2000, los empleadores atacaron unos motoristas de camionetas que pararon en Lake Placid para recoger unos trabajadores que viajaban al norte. Este servicio de camionetas es típico para darle movilidad a trabajadores de agricultura que buscan trabajo. Los motoristas de la camioneta atestiguaron que seis o mas personas armadas se acercaron en dos furgonetas, los acusaron de “quitarle los trabajadores”, detuvieron los motoristas a pistola, rompieron las ventanas, amenazaron y golpearon algunos, y le pegaron a un motorista con una pistola, dejándolo inconsciente y desfigurado.

Por medio de atacar el servicio de camioneta, los empleadores les quitaron la única forma de escape a los trabajadores.

DESCUBRIENDO EL ESCLAVITUD

Una parte central para la convicción fue la participación del los miembros de CIW. Los trabajadores de CIW han descubierto tres operaciones de esclavitud en los últimos cinco años y han colaborado y servido como especialistas para el Departamento de Justicia en dos casos mas.

La CIW oyó del caso de los Ramoses por medio de trabajadores quienes la CIW ayudo escapar y por los motoristas de las camionetas.

New Book

Secrets of a successful organizer

A step-by-step guide to building power on the job. Buy Now. »

“Los trabajadores inmigrantes viven en (y saben mucho de) un mundo que las agencias de leyes no conocen. Las capacidades de investigación de los trabajadores fue una parte central para la convicción,” dijo Germino.

Tomo mas de un año de presión de parte de la CIW para que la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicias empezara hacer esfuerzos en este caso. La participación comunal de CIW en investigar casos de esclavitud ha servido como un modelo para otros grupos haciendo esfuerzos similares para combatir la esclavitud.

Los tres empleadores pueden ser condenados a entre 17 y 25 años en prisión y una multa de $3 millones de dólares.

UNA RESPONSABILIDAD

Las compañías de jugos, corporaciones de comida de preparación rápida, y otros negocios que usan productos de la industria agricultura han mantenido la silencia con respeto a la esclavitud contemperaría. Las compañías de agricultura tan poco han hablado en contra de esta practica.

Aunque sea difícil seguir el tomate comido en un restauran y hecho por trabajadores de deuda o saber cuales naranjas en nuestros jugos fueron cortadas por trabajadores en esclavitud, las corporaciones ven ganancias gigantescas al usar labor barato y relaciones laborales anticuadas.

Dice Germino, “La solución es de atacar las causes de este problema y modernizar las relaciones laborales de los trabajadores agricultores para que los trabajadores tengan mas poder.”

Por medio de la campaña nacional contra Taco Bell para presionar la compañía a pagarle mas a los trabajadores que cortan tomates, la CIW ha demandado que la industria de comida de preparación rápida tome responsabilidad por las condiciones de los trabajadores en los campos. Los trabajadores que no viven en esclavitud - o sea la mayoría de trabajadores en agricultura - siempre siguen trabajando por sueldos de pobreza sin las protecciones que disfrutan otros trabajadores en otras industrias.

“La eliminación de la esclavitud vendrá con victorias en nuestro movimiento para modernizar las relaciones laborales y de nuestra lucha para que los trabajadores sean tratados como socios en esta industria,” dice Germino.

Germino nota que en las areas donde los miembros de CIW se están educando y organizando contra la esclavitud, no han emergido nuevas operaciones. Tan bien dice que muchos de los trabajadores escapados se han hecho miembros de CIW y “se han hecho muy activos en luchar por sus derechos y los derechos de los otros.”

For English version of this article, click here.